Principales valores de conservación

interna0002Esta reserva protege un atractivo natural de interés científico y educativo: una caverna para explorar y descubrir una amplia diversidad de curiosas formaciones minerales denominadas “espeleotemas” (entre las más conocidas, estalactitas y estalagmitas). También se puede recorrer el entorno a través de un sendero interpretativo autoguiado con información sobre flora nativa. Esta formación geológica albergó durante siglos, numerosos misterios, generando recelo entre los pobladores cercanos, quienes contaban variadas historias sobre los secretos que guardaba en su interior.

Con el transcurrir del tiempo, a partir de su descubrimiento en 1920 por Don Francisco Cara, se fueron desvaneciendo los mitos en torno a las apariciones de la caverna tras ser relevada por espeleólogos.

 

 

Objetivo de Creación

Conservar y proteger la cavidad natural -una formación geológica con características únicas en su tipo en Sudamérica y su entorno, de gran belleza paisajística y atracción turística.

 

Ubicación: Departamento de Malargüe (distrito Río Grande), a 500 km de la ciudad de Mendoza.

Superficie: 451 ha

Longitud de la caverna: Hasta el momento se han relevado 1.343 m.

Longitud del circuito turístico de la caverna: 200 m aproximadamente (2 hs. de recorrido).

Altitud: 1.800 m en el ingreso a la cavidad.

Ecorregión: Altoandina, Patagonia y Monte.

 

Descripción del lugar

Geología

interna0003La roca caliza formada hace 200 millones de años, cuando la zona era fondo marino, emergió de las profundidades con el levantamiento de la Cordillera de los Andes. A través de dos millones de años, la erosión hídrica producto de intensas precipitaciones, fue la responsable de la creación de la caverna, geológicamente definida como de tipo kárstica. En su interior se pueden apreciar formaciones tales como estalagmitas -agujas provenientes del suelo-, estalactitas -elementos con forma de agujas que cuelgan del techo-, columnas -unión entre estalactitas y estalagmitas-, velos, cortinas y coladas, estas últimas son diferentes ondulaciones que cuelgan de las paredes. En el entorno de la caverna, la desaparición del mar, trajo aparejada también la acumulación de animales de los períodos Jurásico -210-130 millones de años- y Cretácico -130-65 millones de años-, que luego se transformaron en fósiles que quedaron diseminados en toda la zona, siendo los de más frecuente hallazgo, ammonites -primitivos moluscos- e ictiosaurios -reptiles marinos gigantes-.

 

Flora

interna0004La flora del lugar está conformada por la estepa arbustiva abierta. Se observan molles, coliguay y cuerno de cabra. Los pastizales se ven representados por la presencia de coirones del género stipa.

 

 

 

 

 

 

 

Fauna

interna0005Entre las especies registradas se encuentran 5 especies de reptiles, como la venenosa yarará ñata, con la que debe tenerse especial recaudo al levantar piedras, ya que suele refugiarse entre ellas. Hay 13 especies de mamíferos, entre los que se cuentan las vizcachas serranas, zorros colorados, pumas, chiñes y la exótica liebre de castilla. Se hallaron alrededor de 37 especies de aves, se destacan el chuchumento y el yal carbonero; loicas, calandrias patagónicas, águila mora, aguiluchos y, en los meses de invierno, grandes grupos de cóndores. Gracias al trabajo de conservación y protección que se realiza en la reserva, pudo avistarse un ejemplar de la especie poco conocida de “gato andino” a 1800 m, siendo el registro más austral y de menor altitud realizado. A estas tres regiones externas a la caverna, se le suma una cuarta; la del interior o hipogea, donde podemos encontrar especies de arácnidos y artrópodos.

Recomendaciones

 

ico u

Cada visitante desempeña un papel decisivo en la conservación del sitio y su correcto comportamiento permitirá que otros también disfruten todos los encantos naturales del lugar.

 

- No corte espeleotemas ni guarde aquellos que encuentra en el piso, al llevarlos como recuerdo contribuye a deteriorar el legado de la naturaleza que pertenece a toda la humanidad.

- A sus residuos arrójelos sólo en los lugares indicados.

- No se puede acampar en esta Área Natural Protegida.

- No encienda fuego.

- Si fuma, apague bien su cigarrillo y guarde las colillas.

- Está prohibido extraer vegetación, leña, fósiles y rocas de la zona.

- Cuide la flora y fauna del lugar.

- Circule sólo por los senderos señalados, cuidando y respetando la cartelería.

-Cuide las instalaciones. No se permite el uso de aerosoles y pinturas.

-Está prohibido ingresar con animales.

-En ningún caso está permitido el ingreso con armas.

-Informe al guardaparque si observa prácticas inadecuadas dentro de la reserva.

 

En todo momento debe seguir las recomendaciones de los guardaparques para evitar accidentes y poder disfrutar en su plenitud del lugar que visita.