. Trabaja con el águila coronada desde 2003. Es la institución que más aves rehabilita y libera en su hábitat en todo el mundo. La experiencia marca un hito importante en la conservación de la especie al permitir que la provincia de Mendoza se involucre de lleno en un proceso nacional que lleva varios años de esfuerzos. El programa contribuye de manera significativa a mantener la variabilidad genética de la especie, y los trabajos que se realizan tras la liberación y pueden ayudar a conocer más a la especie. El águila coronada es una de las rapaces más grandes que habitan la Argentina y se distribuye ampliamente en el centro y norte de nuestro país; sur de Brasil, este de Bolivia y Paraguay. A pesar de esto, la especie se encuentra en densidades poblacionales muy bajas, y su número, a nivel global, no sería superior a los mil individuos. Además, por ser un predador tope, la especie no es capaz de recuperarse rápidamente de la pérdida de individuos, ya que tiene una muy baja tasa de natalidad, criando por norma general un pichón cada dos años. Finalmente, el trabajo de difusión asociado ayudará no sólo al águila coronada como individuo y especie, sino que contribuirá a que la población argentina tome conciencia sobre la importancia de la conservación de nuestra fauna en conjunto.