Principales valores de conservación

interna0003Esta área es conocida internacionalmente por el cerro más alto del hemisferio occidental, el Aconcagua, de 6962 m. Protege el sector de la cordillera de los Andes donde alcanza la máxima altura de América, con numerosas cumbres que superan los 5.000 m. Además, preserva glaciares que originan ríos y vegas de una belleza natural que atrae a visitantes de todo el mundo. El parque posee valores arqueológicos, incluso el mismo cerro Aconcagua era un sitio ceremonial de los incas, razón por la cual forma parte del sistema vial andino “Qhapac Ñan” –Camino del Inca-, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

 

 

 

 

 

Objetivo de Creación

interna0000Fue creado para la protección ambiental de su invaluable riqueza natural: importantes glaciares, cuencas hídricas, fauna, flora y vegas altoandinas. Este parque también tiene por fin preservar los sitios y materiales arqueológicos allí existentes. Además fue creado para regular el uso público de las actividades deportivas como caminatas y andinismo, entre otras.

 

 

 

 

 

 

 

Ubicación: Departamento de Las Heras, a 180 km de la ciudad capital de Mendoza.

Superficie: 65.690 ha

Altitud: 6.962 msnm (cerro Aconcagua) y 2800 msnm (Horcones).

Ecorregión: Altoandina

 

Descripción del lugar

interna00022 A diferencia de otros parques de similar envergadura internacional, esta área protegida es sumamente accesible a todo público ya que está emplazada sobre la Ruta Nacional 7, en un corredor internacional que conecta Argentina y Chile. Posee inigualables paisajes naturales, con un amplio espectro de posibilidades de disfrute, tanto para el turista que quiere contemplar una bella vista del Aconcagua como para el más avezado andinista que se propone hacer cumbre. Ubicado en los denominados Andes Centrales, tiene impactantes ambientes de alta montaña con cerros de más de 5.000 metros como el Ameghino -5.918 m-, el Mirador -5.512 m-, el Cuerno -5.400 m-, el Tolosa -5.300 m-, el Almacenes -5.271m- o el Bonete -5.004 m-, entre otros. Sin embargo es el Aconcagua con sus 6.962 m, el más alto del hemisferio occidental y por lo tanto convoca a visitantes de todo el mundo que emprenden los máximos desafíos psicofísicos hasta alcanzar su cumbre, buscando experimentar las más sublimes vivencias ante lo imponente o la sensación de comulgar con la naturaleza.

 

Principales ingresos al cerro

interna0002Ingresando por la Ruta Nacional 7 y pasando seccional de guardaparques se inicia el sendero que conduce a los distintos campamentos –bases, intermedios o de altura-, a medida que se avanza hacia el cerro Aconcagua. Primero, se encuentra el campamento de aproximación llamado Confluencia – a 3.300 m.s.n.m.- y más arriba, el campamento base de Plaza de Mulas, a 4.200 m.s.n.m. Ambos ofrecen diversos servicios y es por este sector que se realiza el ascenso por la llamada “ruta normal”. Además se puede optar por la variante de acceso “pared sur del Aconcagua”, que tiene el mayor grado de dificultad. El otro ingreso hacia el cerro es por la Quebrada de Vacas que se encuentra en la localidad de Punta de Vacas. El acercamiento comienza en el primer campamento de aproximación Pampa de Leñas y continúa con el campamento de Casa de Piedra y el campamento base de Plaza Argentina, desde donde se inicia el ascenso por las diferentes rutas que ofrece este sector.

 

 

Flora

interna0004La vegetación de alta montaña se adapta a las condiciones extremas aprovechando la época de mayor calor para florecer y reproducirse, por lo que el visitante se verá sorprendido con una vistosa floración que, en su mayoría, recubre la superficie de tonalidades amarillas. Para refugiarse del viento y el frío, así como de la fuerte insolación de verano, algunas plantas tienen un aspecto achaparrado y de matas con forma de cojín como la yareta, el cuerno de cabra y la leña amarilla. En la zona predominan los pastizales abiertos como de huecú y coirones. Las inertes rocas que llegan hasta los 4.300 m, dan refugio a algunas hierbas perennes como la cola de quirquincho y la escarapela. Los arroyos de deshielo que bajan por las laderas alimentan pequeñas praderas y humedales de pastos verdes llamados “vegas”, localmente conocidos como la “selva de los Andes áridos”. Estos ecosistemas son sumamente importantes por su gran diversidad biológica; en su cobertura vegetal pueden apreciarse juncos, ciperáceas y diferentes especies de pastos.

 

Fauna

interna0005Las especies de esta región cuentan con estrategias especializadas para hacer frente a las extremas condiciones del medio. Los mamíferos, por ejemplo, poseen forma redondeada y un pelaje suave y denso que les permite amoldarse a los bruscos cambios de temperatura de este ambiente. Los guanacos, pumas y zorros tienen la capacidad de desplazarse a regiones más bajas que les resultan favorables en épocas de nevadas. En el caso de los ratones de montaña y otras especies sedentarias como lagartos, lagartijas y sapos, ahorran energía hibernando y moviéndose sólo de día ya que no pueden viajar largos trayectos. Dentro de los anfibios, el sapo andino, endémico de esta cordillera, es de particular interés ya que indica la pureza del agua. La avifauna del lugar es diversa, con ejemplares de aves muy pequeñas como el picaflor andino y otras de mayor envergadura como halcones, matamicos y el emblemático cóndor andino. Las especies más adaptadas a la presencia humana son los comesebo, camineras, viudita, gauchito y chingolos, comúnmente vistos en los campamentos bajos del parque. Las vegas, arroyos y ríos se encuentran pobladas por aves acuáticas como pato crestón, del torrente y el chorlo de vincha.

Recomendaciones

 

ico u

Cada visitante desempeña un papel decisivo en la conservación del sitio y su correcto comportamiento permitirá que otros también disfruten todos los encantos naturales del lugar.

 

- Circule sólo por los senderos señalados y habilitados. Está prohibido desviarse o salirse de los mismos.

- No está permitido encender fuego, como así tampoco, extraer vegetación, leña, fósiles ni rocas de la zona.

- A sus residuos arrójelos sólo en los lugares indicados.

- No consuma alimentos durante el recorrido, para ello está habilitada la zona del quincho.

- A sus residuos arrójelos sólo en los lugares indicados.

- Si fuma, apague bien su cigarrillo y guarde las colillas.

- Está prohibido el ingreso con animales, incluyendo mascotas.

- Cuide la flora y fauna del lugar.

-En ningún caso está permitido el ingreso con armas.

- Informe al guardaparque si observa prácticas inadecuadas dentro de la reserva